• Guillermo Orduna

Alfonso Eduardo


Irrumpió en RNE en 1974 como asesor del programa "Estudio 15-18", un bloque de radio que rompió moldes. Tenía un sonido. El sonido de la palabra y el de la música siempre en vivo con la actuación de los grandes de la música española de la época. Allí actuaron desde el Fary hasta Cecilia, los Pop Tops, Los Bravos, Juan Pardo, Mari Trini. Todos hicieron su música en vivo en los grandes estudios Música de la Casa de la Radio, y sus actuaciones se iban alternando con otros contenidos presentados por Mari Sol del Valle, la voz más dulce que recuerdo en la radio y por Jesús Quintero, antes de convertirse en el Loco de la Colina, luego sustituido por Jesús Puente, el actor convertido más tarde en presentador de radio y televisión, por Pedro Macía o Eduardo Sotillos en distintas etapas. En la última, hasta el año 81 Alfonso Eduardo (en este programa descubrimos sus apellidos, Pérez Orozco) se puso en el micrófono al lado de Mari Sol , con Juan José Borrego como guionista y Paco Molina en el sonido.

Aquel programa creaba atmósfera. El climax para las horas de la sobremesa, donde estaba ausente la estridencia, la sobrecarga sonora, y solo sobresalían los contenidos hablados, la entevista pausada, los comentarios más especializados, la complicidad de sus presentadores y como punto y aparte la música producida especialmente por los grupos y cantantes españoles. Nunca utilizó este espacio la mezcla de música y palabra, ni los planos sonoros. Cada uno de esos elementos ocupaban su espacio de manera limpia, lo que daba como resultado "un sonido", el del Estudio 15-18 (se emitía en ese espacio horario. En su etapa final, al reducirse en una hora la duración, pasó a llamarse "Estudio 15-17")

Alfonso Eduardo fue alma de este producto radiofónico, cuando los programas no eran clonación unos de otros, sino productos diferentes, con su expresión propia, la de sus voces, la de su sonido, la de su intención y la de su cadencia.

Recuerdo que unos compañeros técnicos estaban calibrando la calidad de sonido de unos equipos: En uno se hacía la prueba con una voz, en otro se reproducía la de Alfonso Eduardo. Uno de los especialistas defendia que así era imposible calibrar la calidad : Es que aquí suena la voz de Alfonso, asi no se puede comparar.





38 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo