¿Qué consulta a las bases ?

9-Apr-2016

En otra de sus atribuciones plenipotenciarias, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias somete a referéndum los posibles pactos que podría apoyar su grupo para la formación de gobierno. Y lo hace con dos preguntas: la primera sobre un pacto que denomina: "Rivera-Sánchez". El orden de los factores en este caso sí parece tener intenciones sobre el producto ( “¿Quieres un Gobierno basado en el pacto Rivera-Sánchez ?”). La segunda alternativa, en cambio, incluye calificativo, nombres de partidos, no de personas,  y lo que es más importante es la que se señala implícitamente como la deseable, porque es la que defiende el convocante del referéndum, ( “¿Estás de acuerdo con la propuesta de Gobierno de cambio que defiende Podemos, En Comú Podem y En Marea?”).

 Un referéndum es un "procedimiento por el que se someten al voto popular leyes o decisiones políticas con carácter decisorio o consultivo” . Pero Pablo Iglesias no somete nada tangible a consulta, solo posibilidades que ni siquiera han sido buscadas por su formación política, ni menos sustanciadas tras un debate político y una auténtica negociación. Una consulta a las bases tendría sentido una vez alcanzados acuerdos o al menos una aproximación o un esbozo de entendimiento con otras fuerzas políticas, no sobre algo apriorístico que podría haberse consultado hace dos meses. Así pues, la apelación a las bases no es más que una ficción para revestir de un baño supuestamente democrático la decisión procedente de la cúspide del partido. Cuando se convoca un referéndum o una consulta es para que decidan las bases algo que los dirigentes no están en condiciones de decidir. Los referéndums para aseverar la tesis del de arriba, y  siento mucho tener que escribir esto- ya los convocaba Franco pidiendo el "SI" a sus "reformas" del régimen para “perfeccionarlo” siempre a su favor, y que obtenía de forma abrumadora y plebiscitaria .

No tiene ningún sentido preguntar sobre dos hipotéticos pactos que la semana que viene estarán completamente muertos y olvidados. Sencillamente no existen porque no se les ha querido dar vida, negociando. Y negociar no es poner un dossier sobre la mesa, es ceder , es poner en común , es obtener menos de lo que se pretende para obtener algo. O eso, o quedarse con las manos vacías, como expresa magistralmente hoy El Roto en su viñeta. Podemos va a tener que responder si unas nuevas elecciones permiten un gobierno PP-Ciudadanos.

 

 

Please reload

Please reload

Envía tus comentarios

Guillermo Orduna, periodista de radio, blog de actualidad