¿Por qué está cabreado Pablo Iglesias?

4-Feb-2016

Todos los focos están puestos en el pacto de izquierdas: Psoe-Podemos, con la ayuda pasiva de nacionalistas-independentistas. Sánchez está atrapado entre los barones y la baronesa de su partido y se está mostrando muy hábil estos días. Ya ha logrado estar en la primera fila del escaparate y ser propuesto por el Rey para formar gobierno.

 Estoy olisqueando una tendencia de opinión entre grandes gurús del viejo periodismo, abiertos defensores  los valores del bipartidismo. Defienden que el final será el que todos calificaban de altamente improbable: un pacto Psoe-Ciudadanos con la abstención del PP. A última hora, dicen prebostes del periodismo como Luis María Anson, el Partido Popular tendrá que obsequiar al Psoe con la abstención patriótica para que gobierne un partido de tradicicón que corte el paso a aventurerismos podemitas. Anson titula "Hay que desenrocar a Rajoy" y añade: es el deber que como hombre de Estado tiene el presidente de facilitar la gobernabilidad. El ilustre periodista transeunte siempre por la linea difusa de la alta política y el periodismo ha llegado a escribir que la opción Psoe-Ciudanos es la que interesa a los servicios secretos norteaericanos y a otras altas instituiones internacionales. Frase convenientemente retirada de su articulo diario en El Imparcial a las pocas horas de ser publicada.Tambin apuestan por la solución que incluye la abstenciónb del PP para evitar la irrupción de Podemos, otras plumas pesadas como la de Casimiro García Abadillo, Victoria Prego, etc

 Vislumbra también esta solución El Confidencial, que ve en el equipo negociador que ha cnfeccionado Pedro Sánchez: José Enrique Serrano, Rodolfo Ares, Jordi Sevilla..., elementos más cercanos a la formación de Albert Rivera que al bloque de izquierda de Iglesias y Garzón, e incluso, dice este diario digital, abierto al PP. Rivera no ha ocultado que trabajará en la abstención del PP en favor del pacto con los socialistas y ya se han encargado de proclamar desde el partido naranja que con Podemos no rán ni a la vuelta de la esquina. Ojo: Las sombras de los intereses secretos empiezan a asomar por el escenario de los pactos, y cuando hay intereses en bambalinas han sido los triunfantes en otros momentos cruciales de la histori

 

a reciente de España. Por eso la irrupción extemporánea y descompuesta de Pablo Iglesias poco antes del encargo del Rey a Sánchez. Se le notaba en los coloretes.

Please reload

Please reload

Envía tus comentarios

Guillermo Orduna, periodista de radio, blog de actualidad