París:el dilema de la guerra

15-Nov-2015

Tras los sangrientos atentados de París que han horrorizado al mundo entero, se vuelve a plantear el terrible interrogante de cuál debe ser la respuesta de la Comunidad Internacional, ante tal barbarie. De nuevo empieza a atisbarse que en los próximos meses el mundo, la sociedad, los países y los individuos nos vamos a dividir entre quienes defiendan la actuación armada para destruir al llamado Estado Islámico mediante la guerra, y quienes apuesten por vías represivas, policiales o de inteligencia táctica para anular a los radicalizados islamistas. Muchos señalan que de aquellos polvos de la guerra de Irak, de la que aún resuenan los gritos del "No a la Guerra" lanzados desde todos los rincones del mundo, vienen estos polvos de la radicalización del islamismo suní más integrista, que se ha hecho fuerte en importantes zonas del territorio sirio e iraquí y que continúa implacable su loco anhelo de expansión.

Asediar, anular, luchar sí, contra la locura expansionista de los temibles radicales, que en nombre de Alá caminan ciegos hacia un estado islámico de represión y anulación del ser humano. Pero ¿es necesario que la respuesta del mundo civilizado se articule en torno a una guerra con toda la carga  de destrucción y de odio que ha dejado esta nefasta práctica de los países desde los inicios del siglo XX ?

 

 

Please reload

Please reload

Envía tus comentarios

Guillermo Orduna, periodista de radio, blog de actualidad