Defender lo indefendible

17-Feb-2015

La situación del Partido Socialista no puede ser más desastrosa. La lucha interna es tan descarnada que roza el ridículo y avergüenza a quienes creímos durante años que la política se apoyaba en unos cánones medianamente, no ya democráticos, sino decentes.

Primero el vergonzoso "golpe de autoridad" de Pedro Sánchez, cesando como fulminaba Franco a sus súbditos descarriados, a Tomás Gómez, candidato claramente mejorable. Luego, un Simancas, de nuevo en un papel penoso en su vida política, defendiendo lo indefendible: "Interpretar democráticamente” lo que digan los militantes socialistas sobre un posible candidato. ¿Pero qué es eso de "interpretar" la democracia ? Me huele a "democracia orgánica", a dedazo, a una estafa más que los militantes socialistas de Madrid no se van a tragar. Peor no se puede hacer: El error viene de lejos por mantener a un mediocre y perdedor durante tanto tiempo al frente del PSM, y ahora con este disparate que huele a maniobra, a defensa a ultranza de intereses personales, a división, a navajeo. Las luchas internas y la división en los partidos se ha pagado muy caras en las urnas. ¡Pobre Partido Socialista! Claro, que siempre tienen a la lideresa andaluza de cuyas virtudes no sabemos nada, pero a quien todos adoran como si el cielo la hubiera investido del aura de la perfección y la santidad política. Gabilondo, haz caso a tu hermano: no te metas.

Please reload

Please reload

Envía tus comentarios

Guillermo Orduna, periodista de radio, blog de actualidad