• Guillermo Orduna

25 años Todo Noticias

Han pasado 25 años desde que RNE lanzó a las ondas la primera emisora "All news" de alcance nacional, "Radio 5 Todo Noticias". En los últimos años cuando llega el 18 de abril, fecha de la efeméride, algún compañero de la radio me suele llamar para que rememore aquel arranque que con tanta ilusión como temeridad  perpetramos algunos profesionales, capitaneados por Jesus Vivanco, habitual de las aventuras radiofónicas alternativas. En realidad mi protagonismo en cada aniversario de esa emisora es totalmente circunstancial. Solo por el hecho de que mi voz fuera la primera que apareció -con cierta solemnidad- en antena, dirigiendo el primer boletín y anunciando la reconversión de la emisora en una radio de solo información. Pero la celebración, me lleva a reflexionar sobre la situación de la radio como medio de difusión de noticias y sobre las programaciones en general. La gestación de un canal radiofónico destinado solo a información no fue tarea fácil. Había que sustituir el insuficiente flujo de información por una aparente continuidad sonora y de contenidos no propiamente informativos: "la agricultura en Radio 5"..." los libros en Radio 5"... "la moda en Radio 5", etc...etc... Una forma de suplir carencias muy meritoria, basada en la buena voluntad de redactores y locutores de toda España, y que en cierto modo pervive aún en la parrilla actual de la emisora. Hoy, cuando ha pasado un cuarto de siglo desde su nacimiento, aquella radio que empezó en la era de la cinta magnetofónica, continúa suministrando información y beneficiándose del milagro del "click" de las técnicas digitales. Pero todavía Radio 5 está por convertirse en emisora de referencia cuando se habla de actualidad: Si pasa algo, lo debe transmitir, si no se entiende algo, lo debe explicar, si hay que pedir opinión a alguien debe ser ella quien primero lo logre. Debe dotarse de resortes ágiles y eficaces para ser, no solo la primera, sino la más fiable. Y evitar fracasos tan sonados, como cuando el 11 de setiembre de 2001 tardó más de 15 minutos en romper la programación, cuando ya casi caían desplomadas las torres gemelas. (Nada extraño, por otra parte, cuando quienes eran responsables de la información de la emisora estatal por aquellos aciagos  días, sostuvieron en la parrilla la transmisión de un partido de futbol a las 8 y media de la tarde, mientras el mundo vivía "horas de tensión desconocida") Si Radio 5 TN, dispone de los medios y la imaginación que se le han negado en estos años, será una radio con objetivo, una radio especializada. La radio a la que todo el mundo recurra cuando pasa algo. Y en ese camino parece que está, en simbiosis -por fin- con internet. Ojalá que lo consiga Eso es lo que la radio debe perseguir - en mi opinión- hoy más que nunca: objetivos programáticos (noticias, deporte, música especializada). Radio con estilo. Renovándose continuamente pero sin perder su esencia; contar, informar, acompañar y opinar sin olvidarse de que su existencia está basada en algo cada vez más olvidado:la narrativa sonora. Por decirlo menos pretenciosamente, administrar bien los sonidos; de la voz, de las músicas y del ruido de la vida para contar lo que pasa, sin dar la sensación de que cuenta siempre lo mismo.