El Parlament ni aprobó ni suspendió la independencia

La "ley" catalana de referéndum dice que será el Parlament el que declare la Independencia. Puigdemont no es el Parlamento y ni siquiera él "proclamó" en sentido estricto la independencia y después se limitó a pedir a la Cámara que suspendiera los efectos de la declaración de independencia, pero el Parlament no votó nada. Parece claro que si un parlamento toma una decisión, la toma votando cada uno de sus miembros, ni siquiera el President del Govern, ni la presidencia de la Cámara, apelaron a los diputados a manifestarse, por tanto el Parlament de Catalunya en su sesión del 10 de octubre no tomó decisión alguna de proclamación ni de suspensión. La "ley" catalana de referéndum es clara a