Por fin, la política

45 días desde las segundas elecciones y todo sigue igual. El PP (Rajoy) rácano y lento en su posición reforzada con más escaños, hasta el punto de chulear a la Constitución poniendo en duda que vaya a seguir hasta el final como le obliga el mandato del Rey, sometiéndose a la sesión de investidura. El Psoe (Sánchez) inamovible en su NO, a la espera de que Rajoy sufra la misma humillación que su líder en una investidura frustrada y emprender de nuevo el intento de un gobierno alternativo, pero con escasas posibilidades de salir adelante. Ciudadanos (Rivera) en sus giros y bandazos ( "nunca apoyaremos un gobierno ni de PP ni de PSOE, para , al final, apoyar a los dos probablemente). Es decir t