Un puñado de votos por un millón de euros

Los nacionalistas de CDC (Ahora Partido Demócrata Catalán, parece ser) al más puro estilo de la vieja política prestaron sus votos para que el PP controle la Mesa del Congreso. Y lo hicieron además con hipocresía y nocturnidad amparándose en el voto secreto para no perder el millón de euros que les corresponderá si el PP les regala un grupo parlamentario, que no les corresponde. Tres cuartos de los mismo, los del PNV que con ese pragamatismo monetario del que gozan los nacionalistas , prestaron también 4 o 5 votos para fortalecer al PP y a !Ciudadanos! a cambio de nuevas competencias económicas que enseguida afloraran y que les serán graciosamente concedidos por el gobierno. Paradojas de la