El tiro por la culata

Podemos bajaba en perspectiva de voto, Izquierda Unida subía y el que insultaba a la vieja coalición ("Quedaros con vuestras banderas, sois unos cenizos"), accedió a unir (¿absorber?) a los viejos comunistas a su proyecto para aunar fuerzas. Los demóscopos dicen no saber muy bien qué ha pasado con las encuestas. Yo creo que no hace falta ser experto en ellas para deducir que el acuerdo no era bueno. Solo se llegó a él para tapar la sangría de votos de Podemos que iba en aumento, sin duda por la actuación improcedente de su líder durante la legislatura fallida: por su prepotencia y por convertir la política en mero tacticismo. Por pasar del insulto a la alabanza, por alinearse en la transver

Venezuela sí nos atañe

Desde la aparición de Podemos, la derecha encontró en Venezuela un filón para desacreditar a la nueva formación y buscarle su lado oscuro por la posible financiación, que en sus orígenes, haya podido tener directa o indirectamente el partido de Pablo Iglesias, procedente del régimen bolivariano. A lo largo de estos meses han ido apareciendo datos, documentos, posibles pruebas que acreditarían pagos al núcleo de fundación de Podemos, además de los famosos 400.000 euros que ingresó otro de los fundadores del partido morado , Juan Carlos Monedero. Sin embargo, a día de hoy, bien es verdad que nadie ha podido acreditar financiación sucia hacia Podemos, y el Tribunal Supremo ha archivado todas la