Simulacro democrático

La proclamacion de Angel Gabilondo como candidato del PSOE a la Comunidad de Madrid es un ejemplo perfecto de la seudodemocracia en la que vivimos. Un candidato que solo mueve al voto al15% por ciento de los electores, no debería estar muy seguro de que tiene el apoyo democrático necesario, y Gabilondo, que es un probado intelectual, debería reflexionar sobre ello. En agrupaciones como la de Fuencarral donde hay 500 militantes, solo han ido a votar 82. En Carabanchel con 400 inscritos, solo 68 han depositado su voto. En algunas agrupaciones, incluso ni siquiera ha habido urna, y la mayoría se ha quedado en casa. La Gestora que dirige Rafael Simancas, encargada de "interpretar" los resultados

Defender lo indefendible

La situación del Partido Socialista no puede ser más desastrosa. La lucha interna es tan descarnada que roza el ridículo y avergüenza a quienes creímos durante años que la política se apoyaba en unos cánones medianamente, no ya democráticos, sino decentes. Primero el vergonzoso "golpe de autoridad" de Pedro Sánchez, cesando como fulminaba Franco a sus súbditos descarriados, a Tomás Gómez, candidato claramente mejorable. Luego, un Simancas, de nuevo en un papel penoso en su vida política, defendiendo lo indefendible: "Interpretar democráticamente” lo que digan los militantes socialistas sobre un posible candidato. ¿Pero qué es eso de "interpretar" la democracia ? Me huele a "democracia orgáni

El País, pata periodística del golpe

Tomás Gómez me ha parecido siempre un lastre y el peor candidato para vencer al PP en la Comunidad de Madrid. Debería haber sido más honesto y haber cedido las riendas del PSOE de Madrid, hace mucho tiempo. Pero la resolución al problema por parte del Secretario General, Pedro Sánchez, me parece un ejercicio de autoritarismo y navajeo político inaceptable y que hace mucho tiempo no vivíamos. Esta destitución, como noticia impactante, ha sido uno de los asuntos que ha despertado de manera inmediata gran expectación, por lo que supone o puede suponer, no solo para los socialistas madrileños, sino para todo el Partido Socialista, atrapado como tantas veces en una encarnizada lucha de poder, mi

Acordar el desacuerdo

Un pacto contra el terrorismo firmado a la fuerza para mantener la obligada unidad contra el terrorismo. Un pacto entre dudas y vacilaciones casi ridículas del secretario general socialista, Pedro Sánchez, que en su enfermizo cálculo de situaciones, fotos y posados, no sabía bien si le iba a favorecer firmar en la solemnidad de la Moncloa con Rajoy. Por otro lado quedarse fuera del pacto le hubiera supuesto el envío directo a la hoguera de los herejes por negarse a suscribir un Pacto de Estado . Hubiera sido la demostración para la derecha de que el lider socialista no da la talla ni es un hombre de Estado. Pero un pacto de Estado es algo más que eso; es un acuerdo de todos que debe negocia

Se va pudiendo

Los grandes echan mano del arma del miedo. Esto solo ocurre en situaciones extremas en las que ven amenazados sus intereses y ya no tienen otro recurso. Pero son ellos las primeras víctimas de ese miedo. Están atrapados en la misma telaraña de intereses y amenazas en la que nos han atrapado a todos. "Grecia bebe cumplir sus compromisos, si no no hay concesiones". De momento hay una, Tsipras, el nuevo jefe de gobierno del país heleno, se ha atrevido a plantarle cara nada menos que a la "Troika": ¿Ma che troika ?; ¿Que coño es eso de la troika?, que diría Pujol. Pues nada, la troika no es nada. Es un invento del conchabeo político-periodístico para dar nombre a un monstruo de tres cabezas inex